Crítica de Los odiosos ocho

(2015)
    Sardy
    Por Sardy
    9

    Cualquier nuevo estreno de Quentin Tarantino es un evento en sí mismo, siempre crean expectación entre sus fans y esta vez no iba a ser diferente, aunque sí, un poco diferente sí que es. Tarantino presenta “The Hateful Eight” en dos versiones, por un a parte el formato original en el que está rodada, 70mm y Ultra-Panavision y por otra en 35mm de toda la vida. Este detalle quizá hubiera pasado desapercibido en otro film, pero no en uno de Tarantino.

     

    En este video teneis mas info de las diferencias entre formatos https://www.youtube.com/watch?v=7wioA3SB4co

     

    La obsesión de Tarantino por recuperar el formato de cine clásico llega hasta el punto de que su formato original llamado “Roadshow” sólo es reproducible en unas pocas salas de todo el mundo, en España solo 1 por ejemplo. Este formato divide la película en 2 actos con un descanso entre estos, como pasaba en los cines hace bastantes años.

     

    He tenido la fortuna de poder disfrutar de este formato “Roadshow” y lo menos que puedo decir es que es una experiencia fantástica.

     

    Vamos a por la peli, Los odiosos ocho es casi una obra de teatro por la forma en que está concebida, 20 minutos de exteriores para llegar a la localización interior donde transcurrirá la mayoría del metraje. La película se divide en 8 capítulos separados en 2 actos, como curiosidad el montaje incluye un descanso entre estos como he comentado antes.

     

    Este montaje incluye unos 17 minutos extras que se dejan ver mayoritariamente al principio del segundo acto, con una voz en off que nos va narrando una serie de eventos que no podríamos haber visto de otro modo.

     

    El argumento es más o menos este, “Poco después de la Guerra Civil Norteamericana, en Wyoming, una caravana repleta de variopintos personajes -que incluye dos cazarrecompensas, un soldado confederado y una prisionera- es desviada a causa de un gran temporal de nieve. Sus miembros deberán aguardar a que amaine el temporal en un salón en el medio de la nada. La tensión entre ellos no tardará en surgir…”

     

    Como nos tiene acostumbrados nos encontramos ante un guión extenso (hablamos de 3 horas en el montaje de 70mm) y a la vez ágil donde los diálogos toman casi todo el protagonismo, ejecutado por un casting de actores brillante en mi opinión.

     

    Aunque todos están geniales, creo que sería injusto no decir que destacan especialmente Samuel L. Jackson y Walton Goggins, además de Jennifer Jason Leigh en el papel de Daisy Domergue.

     

    Me ha sorprendido encontrarme en el casting a Channing Tatum, no me lo hubiera imaginado jamás en una peli de Tarantino, su actuación me pareció muy correcta aunque su papel en el film es bastante corto.

     

    A la espera de poder verla una segunda vez, sin duda “The Hateful Eight” entra en el grupo de mis películas favoritas de Tarantino.

     

    para poder comentar