Crítica de Memorias de África

(1985)
    Maribel
    Por Maribel
    10

    "Yo tenía una granja en África, al pie de las colinas de Ngong..."

     

    Con esta frase empieza la película. La he visto muchas veces y siempre me embarga la misma sensación en los primeros minutos de visionado: voy a ver una obra maestra, voy a ver cine con mayúsculas y voy a disfrutar como una enana.

     

    La historia es sencillamente una delicia, un cuento magníficamente explicado por su protagonista con el aliciente de que está basado un un hecho real. Todos los personajes existieron y eso dota a la película de un aura esplendorosa que, a mi por lo menos, me dejó atónita. El amor narrado es tan grande y extenso como esos cielos africanos que tan estupendamente están fotografiados y que Denis surca con su avión en busca de animales para realizar safaris.

     

    Los protagonistas, Meryl Streep y Robert Redford  están en absoluto estado de gracia, existiendo una química entre ellos tan exquisita que parece mentira que no sea real. El marido de ella, Klaus Maria Brandauer está también muy acertado siendo esta, para mi, su película más icónica.  En este caso juega un papel importante el doblaje al castellano, ya que la voz de Karen en nuestro idioma le da una calidez al personaje fuera de lo común.

     

    Película llena de escenas memorables, de momentos trascendentales en la historia del cine, de una banda sonora que hace elevarte del asiento y volar junto a los protagonistas sintiendo la brisa caliente africana en el rostro. Recordar algunos pasajes me hace estremecer de la emoción y algunos otros me parecen lo más romántico que se ha rodado jamás, como el momento en el que Denis le lava el pelo a Karen en la orilla de un río... habría algún otro hombre en el mundo capaz de hacer eso? Creo que pueden contarse con los dedos de una mano.

     

    Imprescindible para todo el mundo.

     

    (Se nota que es mi película favorita? jujujuju)

    para poder comentar