Crítica de El cielo protector

(1990)
    Maribel
    Por Maribel
    7

    Película difícil de digerir en algunos puntos. El excesivo metraje hace que haya momentos bastante pesados solo aptos para los más tranquilos. La película lleva muy buen ritmo la primera hora y cuarto, pero de ahí en adelante el film se torna documental y parece que esté uno viendo cualquiera de las obras de Terrence Malik, con sus supernovas y sus dinosaurios en medio de una película sobre el desarrollo de una familia (está claro, no me gustó El árbol de la vida). El hilo argumental se pierde en varios momentos, o se mantiene sostenido en la nada sin avanzar ni un ápice, y entonces empieza a mostrarse la idiosincrasia del pueblo marroquí, sus costumbres, sus rituales, los paisajes maravillosos... todo muy interesante, pero... qué hay de la historia que me estaba usted contando, señor Bertolucci???

     

    Una vez más, parece que el libro debe darle cien mil vueltas a la adaptación cinematográfica, pero al fin y al cabo creo que es mejor ver antes la película y no llevarse el batacazo máximo intentando, posteriormente a la lectura, que el film esté a su altura.

     

    Ya que ha salido el tema anteriormente, mencionar que la fotografía es sencillamente extraordinaria. Se suceden una tras otra imágenes bellísimas del desierto y de ciudades que parecen sacadas de algún cuento de las mil y una noches. El color rojizo de la arena y la tierra y ese cielo abrumadoramente azul y diáfano, hacen que se quede una sobrecogida en el sofá ante tanta belleza. El paisaje se torna un personaje más que interactúa con los protagonistas y tiene vida propia.

     

    Un punto a favor son Malkovich y Winger, que están maravillosos. Ejemplifican a la perfección el rol de matrimonio snob, hastiado de todo y de todos, en busca de algo que les vuelva a hacer reconocerse como personas y como matrimonio, aunque tengan que ir a buscarlo al fin del mundo. Se aman y se aborrecen a partes iguales, y aún no tienen claro cuál de los dos sentimientos prevalece por encima del otro. La química entre ellos es tremenda.

     

    Después de señalar los puntos negativos y los positivos, tengo que decir que a mi me ha gustado. Me ha gustado sobretodo porque estoy un poco saturada de películas "fast forward", donde pasan muchas cosas y todas pasan muy rápido, y ninguna escena que se muestra es baladi. Donde todo proporciona información básica para entender la trama y no puede uno perderse en la melodía del argumento. En "El cielo protector", la historia se recrea en varios puntos, y se puede meditar sobre lo que nos están contando y cómo nos lo están contando. Si os gustan este tipo de películas, no os la perdáis.

    para poder comentar