Crítica de Shutter Island

(2010)
    Maribel
    Por Maribel
    6

    Película aclamada y reverenciada tanto por sus intérpretes como por su dirección. El gran Martin Scorsesse se pone al volante de este film onírico con altas dosis de paranoia y psicodrama de por medio. Todos alaban el resultado y aplauden emocionados en pie.

     

    Pues bien, a mi no me pareció la gran obra maestra que muchos me habían recomendado. La trama está un poco cogida por los pelos, resulta un poco patillera y no acaba de cuajar del todo. La verdad es que me cabreé un poco, porque tras un montón de escenas inconexas e inverosímiles, el desenlace es bastante absurdo. Así como en otras ocasiones en las que el giro argumental te hace caer de culo del asiento, en este caso tan solo pude esbozar una tímida sonrisa que se puede traducir como: “pues vale, pues bueno, pues si tú lo dices será así y ya está”… y eso deja mal sabor de boca. Existen algunos gazapos que chirrían mucho y algunas acciones que no se ensamblan bien en la historia, con lo que uno va perdido durante casi todo el metraje y no sabe a santo de qué suceden algunas escenas.

     

    Di Caprio está muy correcto, pero tampoco tan estratosférico como me habían dicho. Ruffalo muy bien, sigue siendo una sorpresa para mi este hombre. Lástima de Ben Kingsley, que para lo grande que es, se encuentra en un papel incómodo y poco agradecido.

     

    La ambientación también muy correcta. El tenebrismo y los escenarios tétricos y oscuros lo ponen a uno en situación enseguida, pero no es suficiente como para que la película te atrape del todo puesto que el argumento en general no acompaña.

    para poder comentar