Crítica de Ha nacido una estrella

(2018)
    Enrique Menéndez
    Por Enrique Menéndez
    8

    Llega una de las candidatas a arrasar en todos los premios cinematográficos que irán apareciendo en el 2019. Y lo hace porque "Ha nacido una estrella" es la típica historia que tanto gusta. No olvidemos que no deja de ser una nueva versión de los clásicos anteriores, recordar en especial el interpretado por Kris Kristofferson y Barbra Streisand.La elección del casting de la misma no ha podido ser más acertada. Mucha gente considera  que Lady Gaga era la única opción válida para ser Ally y la verdad es que la cantante/actriz (que ya habiamos visto en American Horror Story) se luce. Lógico teniendo en cuenta que estamos probablemente ante la artista pop más importante que han dado estos últimos años y que cuando Madonna deje de sacar discos será sin duda la reina del pop. A nivel actoral no decepciona en ningún momento, sus lágrimas son creíbles y los números músicales son sencillamente brutales. ¿Cómo no serlo? Es Lady Gaga y esa voz y esa actitud se tienen que notar en la gran pantalla.

    Dicho esto, pensemos en que los secundarios no desmerecen en absoluto. En especial Sam Elliott como hermano de Jackson Maine y Dave Chappelle como Noodles (amigo de Jackson Maine) en una breve pero vital intervención. Y vamos a la sorpresa, a lo que no se esperaba a pesar de que en películas como "El Francotirador" ya dejo claro su nivel. Vamos a Bradley Cooper. Primero al Bradley Cooper director. Notable alto porque no abusa de los número musicales, la relación entre Jackson y Ally se muestra en su justa medida. Es decir, las escenas de amor no abusan de pasionales, las escenas de "bajada a los infiernos" son duras pero sin buscar sensacionalismo. Y ese garaje, todo lo que le rodea deja al espectador en completo silencio. No es lo que ves, es lo que intuyes y aquí Bradley sabe que menos es más y que lo triste si se rueda bien es pura poesía.

    Ahora veamos que pasa con el Bradley Cooper actor. Pues sencillamente está de premio. De todos los habidos y por haber. Sorprende su calidad como cantante pero su manera de mostrar el dolor, el notar que su tiempo ya ha pasado y que a pesar de todo es un ser débil es maravillosa. Sus ojos brillan como nunca lo han hecho en la gran pantalla, en los buenos y en los malos momentos. Para mí la gran sorpresa de la película. ¿La banda sonora? ya me la esperaba potente, tema principal que se merenderá los Grammy y el Oscar a mejor canción y el resto nos permite el lujo de recuperar a la Gaga que todos conocemos. Con su musica pop que curiosamente es la que detesta Jackson porque no es el tipo de música que realmente representa a Ally, Pero el negocio es el negocio y aquí hay una maravillosa crítica a ello.

    Y una aclaración. Esta es una película para ver en la gran pantalla, porque la calidad de las actuaciones se lo merece.

    Disfruten y recuerden que pasará tiempo hasta que Bradley Cooper vuelva a dejarnos con la mandíbula tan desencajada como en esta ocasión.

     

     

    para poder comentar