Crítica de Overlord

(2018)
    Enrique Menéndez
    Por Enrique Menéndez
    8

    Finalmente llegó el gran día y pudimos disfrutar de la premiere europea de "Overlord" en el festival de Sitges. Teniendo en cuenta que viene producida por JJ Abrams y que la temática incluye nazis, algo parecido a zombies y un buen presupuesto estamos ante uno de los estrenos del año.

    Pero vayamos por partes. "Overlord" se enfrentaba a mucho hype y siendo justos no llega a ser "la releche" pero si es "la leche". La película de Julius Avery de manera muy acertada cuenta con un casting en el que ninguna gran estrella consigue eclipsar al resto de protagonistas. Y eso se agradece, uno acaba cansado de ver películas en las que automáticamente estas más pendiente de las escenas del actor de éxito que del resto del plantel. Y eso es algo que cuesta evitar cuando estas delante de una gran pantalla. Así que primer punto a favor de "Overlord", el casting. Tenemos un argumento bastante sencillo, un grupo de soldados estadounidenses deben acabar con una torre del ejército nazi para facilitar a los aliados un ataque aéreo pero encuentran además de la torre una base secreta donde un científico experimenta en la búsqueda del soldado perfecto. Así que segundo punto a favor de "Overlord", argumento sencillo pero muy atractivo y palomitero. El gore no está de rebajas en esta película. ¿Qué tenemos que ver una cabeza reventada a golpes? , pues la vemos. ¿Qué una víctima de los experimentos se parte el cuello con movimientos espasmódicos? pues lo vemos. ¿Qué el malo principal en un momento parece parte de una brocheta? no hay problema. Y todo eso para goce y disfrute del espectador. Así que tercer punto a favor de "Overlord", el gore es para disfrutarlo y más en Sitges. Es una película que carece totalmente de discursos morales e intentos de encuadres imposibles ni imágenes poéticas. Va a lo que va y si tiene que cascarse un inicio a bordo de un avión, que sufre un ataque y meter el plano de uno de los protagonistas saltando en paracaídas del avión, pues lo hace. Pero sin virguerias, esto no es la bomba de "Pearl Harbour" ni un plano secuencia como "Ojos de Serpiente". Así que cuarto punto a favor de "Overlord", visualmente y sin abusos pirotécnicos, es una gozada.

    Si con todo esto no tienen bastante añadan un sonido atronador, ganas de disfrutar como un niño y están ante un producto condenado a ser un clásico del cine palomitero con los años.

     

    para poder comentar