Crítica de Vengadores: La guerra del infinito

(2018)
    Enrique Menéndez
    Por Enrique Menéndez
    8

    Seguramente el mundo de los superheróes no volverá a ser el mismo tras "Vengadores: Infinity War". Los hermanos Russo han sido lo suficientemente valientes como para descolocar totalmente al espectador. Y todo con un round final difícil de olvidar.

    En esta ensalada de personajes Marvel, asistimos a la unión de personajes tan diversos como los que forman el universo "Guardianes de la Galaxia" con los Iron Man, Spider-Man y demás clásicos Marvel. No falta en el menú el recién incorporado "Pantera Negra", rey de un país donde se desarrolla una batalla que recuerda a enfrentamientos épicos vistos en la saga "El Señor de los Anillos". La ausencia mal justificada de algunos superheróes le quita consistencia y valor a este proyecto. Pero no se puede ignorar el mérito de los hermanos Russo por equilibrar la cuota en pantalla de los personajes. Aunque entre ellos destacan un Dr. Strange que se come la pantalla en cada aparición y un Thanos que consigue la difícil tarea de acabar gozando de la simpatía del público a pesar de ser el villano de turno. Señor villano todo sea dicho, al que Josh Brolin presta todo su talento. Desde luego este es el año de Brolin, si pensamos que en breve será Cable en el regreso de Deadpool.

    Volviendo a la película, el humor marca de la casa vuelve a brillar, teniendo el personaje de Drax las mejores líneas y como no Stan Lee se deja caer en su cameo de rigor. Las escenas de acción vuelven a brillar y si bien el argumento goza de lagunas en plan "¿cómo no se les ha ocurrido esto a los superhéroes?" hay que reconocer que el resultado final es imposible que deje indiferente. Es como si el menú estuviera bueno, pero el postre fuera una genialidad. De tal nivel que nadie se levanta de la sala hasta después de una escena post-créditos, que en opinión de quien esto escribe es la mejor que se haya podido ver en una película.

    No sabemos que nos deparará el desenlace de esta historia que llegará en 2019. Dudo que llegue a igualar a su antecesora, pero desde luego imposible que eso del hype no este por las nubes...

    para poder comentar