Crítica de Black Panther

(2018)
    Enrique Menéndez
    Por Enrique Menéndez
    6

    Tras haber hecho su debut en la gran pantalla en "Capitán América: Civil War" por fin llega su película. "Black Panther" entra en la lista de selectos superhéroes Marvel a escasos meses de la nueva película de los Vengadores. Eso será "Los Vengadores: Infinity War" que promete ser la reunión definitiva de todos esos personajes que ya han ido apareciendo en anteriores películas y que conectará con los personajes de Guardianes de la Galaxia. Pero ya habrá tiempo de hablar sobre eso. Ahora vamos a "Black Panther". Película que a fecha de hoy ya ha desbancado a Titanic en lo que sería su recaudación mundial. Hay que ser sinceros y decir que estamos ante una película que ha gozado de un gran apoyo publicitario y que cuenta con apoyos tan bestias como esa banda sonora de Kendrick Lamar. Para los no entendidos, Kendrick Lamar es hoy por hoy Dios en lo que a música rap se refiere. Su director es Ryan Coogler y cuenta con las actuaciones de Chadwick Boseman como T´Challa (o sea Black Panther) y como enemigo principal Michael B. Jordan como KillMonger,  al que ya vimos anteriormente en "Creed". El nivel actoral sube con la presencia de los oscarizados Forest Whitaker y Lupita Nyong´o en papeles secundarios, en especial el de Forest Whitaker. Ya hace tiempo que Whitaker parece que se limita a cobrar el cheque sin implicarse mucho en su interpretación y su papel de Zuri (especie de hechicero, brujo de Wakanda) no parece que le haya supuesto mucha preparación.

    La historia no deja de ser un 50% entre quien domina un reino, los enemigos del mismo y si ser visible al resto del mundo con los riesgos para Wakanda que eso conlleva. Todo eso adornado con espectaculares escenas de acción, que incluyen incluso batallas entre  naves que recuerdan en exceso a las que solía protagonizar el Halcon Milenario. En el tema escenas de acción, intuyo homenaje a "Tron" en un detalle, pero no voy a hacer spoiler. La ven y a ver si lo encuentran. Chadwick Boseman apunta maneras y las escenas dramáticas las resuelve de manera creíble, pero son tan escasas y precipitadas que no hay mucho que aplaudir. Y Michael B. Jordan sigue con los mismos tics que mostraba su personaje en "Creed". Es decir un personaje arrogante y convencido de que tiene razón en todo lo que plantea. Que no se me olvide a Daniel Kaluya (el de "Déjame entrar") en un personaje que roza el ridículo (cosas del guión) en la solución a su rebelión.

    Como no el gran Stan Lee vuelve a hacer aparición en uno de sus habituales/cada vez  menos currados cameos y tenemos un gran guiño a "Regreso al Futuro". Es ese guiño y la maravillosa escena inicial en la que se nos explica el nacimiento de Wakanda lo mejor de una película Marvel que no goza del afilado sentido del humor de productos anteriores de la misma casa. Que en su intento de ser una película con toques dramáticos los pierde por la rapidez de los mismos. Y que en mi opinion no supera como carta de presentación la maravilla que fué "Ant-Man". A pesar de todo eso, entiendo que lo haya petado en taquilla y más teniendo en cuenta que no deja de ser el aperitivo para esa pelicula de Los Vengadores anteriormente comentada.

    para poder comentar