Crítica de Saw VIII

(2017)
    Enrique Menéndez
    Por Enrique Menéndez
    9

    Vuelve la saga que convirtió la muerte en juegos. Creando un personaje, Jigsaw, icónico para cualquier amante del cine. Jigsaw (interpretado por Tobin Bell) "resucita" en esta octava entrega producida por James Wan (lo cuál le da un toque de calidad al asunto). En esta ocasión hay que destacar dos cosas. La primera que los juegos son menos macabros que en otras ocasiones, seguramente la fuente de ideas se va agotando y que la cantidad de los mismos no es tan agotadora como en otras entregas (cosa que se agradece). Y la segunda es que para ser una octava entrega los guionistas se lo han currado. Nos ofrecen situaciones inesperadas y de manera inteligente dan vida a alguien que no tiene ninguna lógica que pueda volver a salir en la gran pantalla. Ese es el gran acierto de esta entrega. Y también el gran riesgo de la misma. Porque donde muchos esperan un nuevo festival de gore, grabadoras con ese dichoso "play me" y sangre mucha sangre, nos encontramos incluso con toques de humor que el espectador agradece. Aunque tranquilos, porque no falta ese muñeco y esa bicicleta que en su aparición provoca la sonrisa de un espectador que ha disfrutado de esta saga y que seguramente no dejará de serle fiel, para estar allí el día que llegue una novena parte.

    para poder comentar