Crítica de Before we Vanish

(2017)
    Enrique Menéndez
    Por Enrique Menéndez
    7

    Invasiones alienígenas hemos visto muchas. La mayoría de veces en plan acción trepidante ("La guerra de los mundos", "Independence Day"...) y otras más pausadas ("La invasión de los ladrones de cuerpos"). Y en este segundo estilo nos llega "Before we vanish" de Kiyoshi Kurosawa. Una pequeña obra maestra en la que se nos narra como los alienígenas están invadiendo poco a poco una ciudad japonesa.

    Visto así, no parece que estemos ante nada nuevo, pero la gran característica de dicha invasión es como los alienígenas van "robando" conceptos, sentimientos y emociones de la gente. Es decir, van absorbiendo información de los humanos para que su invasión sea completa. Kurosawa consigue con eso una  gran película. Olvida totalmente el concepto del espectáculo visual y profundiza gracia a esos "robos" en la condición humana. Sin querer spoilear el último robo (que le da un giro total a lo que está pasando) es de una belleza y una sensibilidad que toca la fibra del espectador.

    También nos muestra la codicía humana y como se puede anteponer los intereses personales a pesar de la desgracia global que eso pueda suponer.

    Es una película lenta, casi sin acción, en ningún momento vamos a ver marcianos transformándose ni mostrando su apariencia real, esto no es como en la clásica serie "V" cuando descubres que son lagartos, ni falta que le hace. Esto es una película de invasiones pero también de reflejar sentimientos de una manera totalmente inesperada.

    para poder comentar