Crítica de Laissez bronzer les cadavres

(2017)
    Enrique Menéndez
    Por Enrique Menéndez
    9

    Hoy en día el cine no arriesga casi nunca. La taquilla desgraciadamente es lo que manda lo que se puede o no se puede producir. Y es así como muchos trabajos interesantes no llegan más allá de ser un simple guión. Afortunadamente hay excepciones. Y una es "Laissez bronzer les cadavres" vista en el festival de Sitges.

    Valiente, ese el primer adjetivo que me viene a la cabeza a la hora de hablar de esta película belga. Que con ciertos aires de western narra un enfrentamiento entre ladrones, policías, rehénes y una excéntrica mujer. Todo ello en una zona rocosa donde hay una casa y algún cobertizo.

    El gran acierto de la película más allá de su poder visual es como se van repitiendo las escenas desde diferentes puntos de vista. Un reloj nos va ayudando a entender todo eso y facilita la compresión de una historia con un final un poco rocambolesco y fantástico.

    Estamos ante una película que contiene planos de una belleza brutal, que da igual entenderlos o no, se disfrutan simplemente porque es arte, puro arte. Y eso hoy en día es un riesgo de cara a conseguir una buena taquilla. Pero no importa, aquí ha importado la valentía de los que han hecho posible "Laissez bronzer les cadavres". Una obra maestra en todos los sentidos, que se merece todos los premios de todos los festivales del mundo!!!

    para poder comentar