Crítica de The Rocky Horror Picture Show

(1975)
    Enrique Menéndez
    Por Enrique Menéndez
    7

    El festival de Sitges ha traído a la pantalla del Auditori la proyección del clásico "The Rocky Horror Picture Show" de Jim Sharman. Una película que pasados 40 años sigue siendo un referente. Y  que consigue que sus proyecciones sean todo un espectáculo gracias a la colaboración de un publico que no cesa de añadir comentarios, realizar acciones y demás historias que no contaré. Y no lo haré porque la sensación que produce ver por primera vez "The Rocky Horror Picture Show" en una sala de cine es para vivirla, no para que te la cuenten.

    Pero vamos a la película. Lo primero que choca es la valentía de tocar la sexualidad de la manera que lo hace la película. Como las canciones hablan sin ningún tipo de problemas sobre la sexualidad, sobre el disfrute de la misma y todo eso mezclado con el hecho de que aquí también hay alienigenas. Tenemos una pareja protagonista que son Brad y Janet (a la que da vida una jovencísima Susan Sarandon) que por circunstancias que no contaré acaban en el castillo del dr. Frank-N-Further y su peculiar séquito. Los enredos sexuales entre los tres son cómicos y brillantemente encadenados, los números musicales son casi continuos y Tim Curry (en el papel del dr.) nunca ha estado tan divertido. Tiene gracia pensar que unos años después asustará a todo el mundo como Pennywise en la versión televisiva de "It".

    Meat Loaf se deja caer también por esta película y su número musical "Hot Patootie Bless My Sou" es de los mejores. Todas las canciones encajan perfectamente, nada sobra y quizás el final es lo más flojo. Esta última apreciación tiene su lógica pensando que  nos hemos quedado ko ante tanto número musical que nos ha hecho no dejar de mover los pies. Y recuerden lo dicho anteriormente, si no la han visto en pantalla grande háganlo.  Es toda una experiencia y una sensación que no encontrarán con ninguna otra película que puedan ver en cualquier cine del mundo.

    para poder comentar