Crítica de Musa

(2017)
    Enrique Menéndez
    Por Enrique Menéndez
    8

    Lo ha vuelto a hacer. Jaume Balagueró ha vuelto a conseguir hacérnoslo pasar mal frente a la pantalla. La premiere mundial de "Muse" en el festival de Sitges no ha dejado indiferente a nadie. El argumento para el cual Balagueró se ha basado en la novela "La dama número trece" es bastante interesante y no cae en ningún momento en situaciones de terror que no aporten nada a la película. Con una fotografía oscura y un uso muy correcto de la música vamos viendo la locura en la que se ve inmerso Samuel (interpretado por Elliot Cowan) que tras una impactante escena inicial no tiene ni idea de la que se le viene encima. Locura en la que se verán envueltos, entre otros, personajes como Rachel (víctima también de unos sueños) y Susan (interpretada por la siempre interesante Franka Potente).

    Una locura que apoyándose en la poesía, desmonta algunas teorías que todos tenemos sobre las musas y sobre la inspiración. Para acabar llevándonos a un clímax final que hará que todo encaje de manera perfecta.

    Estamos ante una película que no defrauda. Que vuelve a tener escenas crudas siempre que es necesario y que va directo al grano. Balagueró no es de poner sustos por poner. Todo está muy bien encajado para que nadie salga de la sala pensando "esto no venía a cuento de nada". Y si no acaban de tenerlo claro y quieren añadirle un plus, piensen que sale aunque de manera breve Christopher LLoyd (ya saben el Doc de la saga Regreso al Futuro) en un papel que sorprende por su crudeza.

    Larga vida al cine de terror español y a los realizadores que miman sus productos.

     

    para poder comentar