Crítica de Housewife

(2017)
    Enrique Menéndez
    Por Enrique Menéndez
    3

    No hay nada peor en una película que tener la sensación de que se les ha ido de las manos el guión. No hay nada peor que una película de terror arranque risas de incredulidad a un público que duda entre llamarlo "genialidad" o llamarlo "ida de la olla total". Y con "Housewife" creo que lo segundo le pega más. Y eso después de asistir a una escena inicial brutal que arranca la emoción entre el público. Pero es salir, tras esa escena, en la pantalla en letras grandes "Housewife" y empezar todo a decaer. Seguramente tendríamos que pensar que siendo el director Can Evrenol ibamos a disfrutar de algo de calidad similar a "Baskin" su anterior trabajo. Pero aquí todo falla a pesar de que seguramente el director estaba encantado mientras iba encajando piezas. Uno es amante del cine de terror pero se pregunta:

    ¿Por qué vemos tantas veces la protagonista desnuda sin que venga a cuento de nada?

    ¿Por qué las escenas gore parecen metidas con calzador y encima estropean la escena más que ayudar a darle volumen?

    ¿Tiene algún sentido la escena de la masturbación?

    ¿Por qué parece una parodía el personaje del mentalista cuando se supone que debería estar rodeado de un aurea misteriosa y lo que acabas es viendo a un tio cachas que realiza rituales surrealistas que arrancan las risas del público?

    ¿Ese parto express, en qué estaban pensando cuando decidieron meter esa escena en la película?

    ¿Por qué algunos directores no entienden que lo que funciona es lo sencillo y que no todo el mundo es Nolan o Fincher?

    Seguiría haciéndome muchas preguntas, pero las sustituiré por el pensamiento de que todo el mundo tiene una mancha en su historial.

    para poder comentar