Crítica de Replace

(2017)
    Enrique Menéndez
    Por Enrique Menéndez
    8

    Una de las películas que ha abierto el festival de Sitges 2017 es "Replace" y deja el liston alto, muy alto. Viendo el trailer uno supone que la cosa va a ir básicamente de como Kira (interpretada magistralmente por Rebecca Forsythe) se las ingenia para ir recuperando esa piel que se le va deteriorando sin que sepa porque. Se sospecha que Kira empezará a eliminar gente para poder ir sustituyendo la piel que se le muere, ya que para más complicaciones sólo la piel fresca le sirve para sustituir a la suya. Y con esa idea uno va a ver la película.

    La imagen inicial usa un giro de cámara muy interesante y capta desde entonces tu atención sobre lo que pase en la gran pantalla. Y aquí viene lo interesante. No es sólo una película con escenas gore, música demasiado atronadora en algunos momentos y curiosidad de averiguar como arreglará todo Kira. Es una película en la que la relación que surge entre Kira y su vecina Sophia se come la atención del espectador. Tanto en sus buenos como en sus malos momentos. Con la dificultad de no hacer spoiler decir que nada es lo que parece y eso hace que su relación sea mucho más interesante para el espectador. También destacar el momento en el que se descubre porque Kira sufre esa enfermedad y un reencuentro familiar que habría sido un broche perfecto para la película.

    Pero el director Norbert Keil decide dar una vuelta más a la situación y elimina los sentimentalismos volviendo a lo salvaje, a lo oscuro, para un final que no es lo que se podía esperar. Si hay algún fallo en "Replace" es el de querer dar demasiados giros, alargar algo que no hacía falta. Pero aún así es una película que gustará sin ningún tipo de dudas a los amantes del cine de terror. Esos espectadores que disfrutarán con todas las escenas de "reparación casera" que efectúa Kira.

    para poder comentar