Crítica de Kingsman: El círculo de oro

(2017)
    Enrique Menéndez
    Por Enrique Menéndez
    6

    Vaya por delante que "Kingsman: El círculo de oro" me ha gustado. Es película palomitera, las escenas de acción superan las de muchos blockbusters actuales y cumple en su objetivo de pasar un buen rato. Pero dicho esto vayamos a su principal problema, que no es otro que es el ser la secuela de "Kingsman: El servicio secreto". Y ese es su mayor lastre a pesar de repetir la fórmula de la primera parte. A pesar de contar de nuevo con un Colin Firth (que vuelve a ser Harry, de una manera poco/nada convicente/ingeniosa), a pesar de aumentar la nómina de actores de prestigio (Channing Tatum, Halle Berry, Julianne Moore, Jeff Bridges y una Emily Watson de la que hablaré luego). Y a pesar de haber enredado a Eltohn John para interpretarse a si mismo riéndose de la caricatura en la que se ha llegado a convertir.

    La idea de otra organización secreta que lucha contra el crimen no es mala, pero no se aprovecha a alguien como Channing Tatum cuya vena cómica podría haber dado mucho más juego. Afortundamente como compensación tenemos a un Mark Strong que repite como Merlín y que se marca una canción que es seguramente el momento álgido de la película.

    Mathew Vaughn vuelve a utilizar el mismo estilo en las escenas de acción, aquí hinchando las coreografías de las mismas a niveles cómicos y eso juega en su contra. Uno, a pesar de una secuencia inicial que es toda una declaración de principios sobre que esto es puro espectáculo, no deja de pensar que la escena de la iglesia de "Kingsman: El servicio secreto" nunca podrá ser superada. Y Vaughn no es consciente de ello con lo cual consigue que la acción quede por debajo de lo que uno podía esperar al no igualar la de su antecesora.

    Como nota curiosa destacar a Emily Watson en su papel más comercial y que a pesar de su poca presencia en pantalla convence más que nadie.

    Sobre Taron Egerton que nuevamente es Eggsy decir que estamos ante un actor que esperamos que sepa elegir sus nuevos proyectos porque se le adivina un potencial interesante de cara a papeles dramáticos.

    En definitiva estamos ante más de dos horas de espectáculo visual, pero aquí echamos de menos un guión como el de la primera película y otra iglesia, por favor si hay tercera parte queremos otra escena como la de la iglesia...

     

     

    para poder comentar