Crítica de It

(2017)
    Enrique Menéndez
    Por Enrique Menéndez
    8

    Por fin ha llegado a las pantallas la nueva versión de "It", el famoso relato de Stephen King y que automaticamente nos hace recordar la que ya en 1990 encumbró a Tim Curry en el papel del payaso Pennywise. El que esto escribe aprovechó la tarde del sábado para ver por primera vez (pido perdón por ello) la versión de 1990 y así poder comparar con la que en la noche del domingo disfruté como un enano.

    Y la verdad es que Andrés Muschietti desmonta todas las piezas de la versión antigua para ofrecer la suya particular. Difícil contar mucho sobre ese proceso sin hacer spoilers pero Muschietti cambia la manera de contar la historia aunque respetando bastante la versión original así como el relato de Stephen King. Y aquí no se va por las ramas, aquí no se insinúa, aquí se muestra. La relación de Beverly con su padre es más que evidente, el director y la brillante actuación de Sophia Lillis como Beverly, hacen sentir un nudo en el estómago del espectador en esas escenas padre-hija. Aquí los "matones" no se limitan a amenazar, aquí la navaja se usa y se puede decir que todo es crudo, mucho más crudo. Aunque ya intuímos eso si comparamos la escena de la desaparación de Georgie del 90 con la actúal. Crudeza, sangre y violencia. Pero también humor (incluso en momentos que no invitan a ello) y un maravilloso reflejo de la amistad gracias a 7 actores que forman un equipo en el cual nadie destaca sobre el otro, para beneficio de la película.

    Cambiando ciertas estructuras de la versión anterior, que sorprendemente mucha gente que iba al cine no sabía que se producirían, Muschietti consigue durante las más de dos horas de "It" que el público ría pero también que se quede pegado al asiento, se incomode pero quiera más. Y luego está Pennywise, al que da vida un Bill Skarsgard pletórico, (aunque los efectos especiales ayuden mucho).

    Es pronto dada su juventud para saber si estamos ante el papel de su vida pero asusta lo que tiene que asustar y más.Tim Curry a su lado parece un aprendiz, pero también es verdad que eran otros tiempos, las censuras eran otras y eso se nota. "It" es gore, es humor, es sentirse incómodo, es saber a grandes rasgos lo que va a pasar (si has visto la anterior) y disfrutarlo igualmente. Un coctel en el que Muschietti se apropia del relato original y de la versión del 90 y lo agita, llena de vitaminas para acabar sirviéndonos una gran experiencia y la película que todos los amantes del terror esperabamos multiplicada por mil (la primera entrada en la casa abandonada deberia pasar a ser un clásico). Y como nos queda claro al final de la película hemos visto el  "Capítulo Uno". Uno ya está contando los días para el desenlace.

    para poder comentar