Crítica de Metallica: Some Kind of Monster

(2004)
    Enrique Menéndez
    Por Enrique Menéndez
    9

    De una manera brillante se puede catalogar el documental "Some Kind of Monster". Siendo o no fan de Metallica uno no deja de estar durante más de dos horas pegado a la pantalla descubriendo lo que podría llamarse "la cara oculta" del proceso de creación de un disco, en este caso de St. Anger.  Pero "la cara oculta" no se limita a componer un disco, elegir temas y demás problemas que musicalmente puedan aparecer en la preparación del mismo.

    En este caso aborda los problemas personales de los miembros del grupo y entre ellos mismos. Destacan los enfrentamientos entre James Hetfield y Lars Ulrich, todo bajo la atenta mirada de una especie de orientador (Phil Towle) que han contratado para intentar resolver y reflotar la carrera del grupo. Se habla sin ningún problema de la actitud de James, de su ingreso en una clínica de rehabilitación, de como eso le hace luego plantearse las prioridades en su día a día. Se habla sin ningún problema de la batalla de Lars contra la plataforma Napster (interesante las reacciones de los fans en contra de  alguien que ya es multimillonario gracias a ellos y ahora les priva de facilidades para seguir accediendo a su música).

    Se habla y se cuenta con  dos personajes claves en la historia de Metallica, uno Jason Newsted que abandonó el grupo por voluntad propia y otro Dave Mustaine, al que echaron del mismo por sus adicciones. Pero también se muestra la cara más familiar de los componentes de Metallica, reflejado de manera tierna en dos secuencias: la del hijo de Lars tocando la bateria y la de James asistiendo a una clase de ballet de su hija. Esas escenas, producen en el espectador la misma sensación que produce ver a los gangsters reuniéndose con sus familías en la película "Heat".

    El documental tira de archivo para ofrecer imágenes de las mejores épocas de Metallica y finaliza con un canto a la esperanza. Un reset, un nuevo comienzo para uno de los grandes de la música de todos los tiempos y que aquí tiene un documental digno de su grandeza.

     

    para poder comentar