Crítica de La guerra del planeta de los simios

(2017)
    Enrique Menéndez
    Por Enrique Menéndez
    7

    Se termina una de las trilogías más importante de los últimos años. Y lo hace bajo la dirección de un Matt Reeves (del que todos esperamos un Batman impresionante...) que no se complica en exceso y apuesta por la historia por encima de la espectacularidad. Lo cual no quita lo espectacular de esos efectos especiales y la recreación de unos simios, en especial un César al que da vida Andy Serkis por tercera vez. De la saga es esta la que presenta más oscuridad en lo que se refiere al comportamiento humano y animal al mismo tiempo. La palabra venganza sobrevuela las dos especies, pero también la palabra dolor y esa puñetera sensación de decidir hacer lo que uno piensa que es correcto aunque pueda parecer monstruoso. En esto se lleva la palma un Woody Harrelson, en un papel totalmente opuesto hasta lo que ahora nos había ofrecido, siendo un coronel con una cara superficial de pura maldad, pero también con unas razones que hacen cambiar un poco la percepción sobre su personaje.

    Al carisma de este personaje también hay que unirle el de un soldado (del que no contaremos mucha cosa) pero que es la viva imagen de como una guera es una guerra y no hay sitio para los sentimentalismos y lamentaremos el personaje de un simio que habla, que aporta los toques cómicos a una película que no los necesita. No los necesitaba en las dos películas anteriores y aquí entorpece más que aportar algo a la historia.

    ¿Lo mejor de la película? Pues la banda sonora de Michael Giacchino y que la historia destaque por encima de los brutales efectos especiales a los que nunca acabaremos de acostumbrarnos.

    ¿Lo peor de la película? Como he comentado anteriormente los toques cómicos y quizás ese desenlace, necesario para cerrar la saga, pero realmente había mejores maneras de realizarlo.

    para poder comentar