Crítica de Wonder Woman

(2017)
    Enrique Menéndez
    Por Enrique Menéndez
    9

    El universo DC en su lucha constante contra el universo Marvel da un puñetazo en la mesa este verano del 2017 con "Wonder Woman". La película de Patty Jenkins es justo lo que se necesitaba tras la presentación de dicho personaje en la algo decepcionante "Batman vs Superman: El amanecer de la Justicia". De manera inteligente la película empieza en un presente que enlaza perfectamente con las situaciones vividas en anteriores episodios DC para durante sus más de dos horas de metraje darnos a conocer los inicios de Diana como princesa de las Amazonas, hasta acabar convirtiéndose en Wonder Woman. Al igual que en "Capitán América: El primer vengador" la acción se desarrolla en tiempos de guerras y la recreación de la época es perfecta. Antes de conocer esa guerra conoceremos la vida de las Amazonas y el suceso que desencadena en que Wonder Woman (interpretado de manera inmejorable por Gael Gadot) conozca al piloto/espia Steve Trevor (al que da vida Chris Pine). Tristemente la química entre los dos personajes no es muy creíble, aunque ¿quién quiere química cuando lo importante es cada gesto, mirada y movimiento de Gael Gadot? Las escenas de acción están resueltas de manera brillante (ese ataque en la playa...) y quizás en el apartado acción uno esperaba más épica y espectacularidad en la pelea final. La sensación de "¿esto es todo lo que puedes mostrar? es la misma que pudimos tener con la lucha final de la primera parte de la trilogía de Blade.

    Los toques de humor no son tan abundantes como en otras películas (en especial las del universo Marvel) pero estamos desde luego ante la película del verano. Y ante una Wonder Woman que dudo que acepte ser comparsa en cualquier próxima unión de superhéroes en la gran pantalla.

    para poder comentar