Crítica de Múltiple

(2016)
    Enrique Menéndez
    Por Enrique Menéndez
    10

    Vaya por delante que baso mi puntuación en algo que no puedo contar. Y que desgraciadamente no todo el público disfrutara como yo en el cine el otro dia. Ojos como platos y un "ostias" que solté en la sala mientras emocionado le explicaba a mi mujer a que se debia mi repentino orgasmo cinematográfico.

    Saquen ustedes sus conclusiones cuando llegue ese momento en la gran pantalla y vayamos al resto de la película. No entiendo la tontería de la prensa de decir que Shyamalan ha vuelto. Que su cine vuelve a ser como el hizo que fuera considerado una especie de Orson Welles. De acuerdo que tuvo un patinazo infumable que es "After Earth" (basicamente porque poner a Will Smith y a su hijo en una película de ciencia ficción con discurso filosófico y otras lindeces pues como que un gran error). Pero incluso "The Last Airbender" se puede considerar un producto interesante si te olvidas totalmente de que en ella no vamos a encontrar giros de guión inesperados ni similares.

    Dicho esto vamos a "Multiple". Tres adolescentes son secuestradas por una especie de psicópata con muchas personalidades (de las cuales sólo vemos reflejadas en la película unas cuantas) . La lucha de las chicas por sobrevivir, centrándonos principalmente en la protagonista interpretada por Anya Taylor-Jo (de la cual los flash backs son aunque no lo parezcan vitales para entender ciertas cosas) resulta francamente angustiosa. La música de James Newton Howard ayuda totalmente a eso y las tres actrices cumplen sobradamente con su cometido. En esa lucha por sobrevivir encontramos a una psiquiatra que consciente de que la personalidad del secuestrador que se le presenta en la consulta es la de Barry. La psiquiatra sospecha que en el fondo no es esa la personalidad que predomina en ese momento, sino otra más siniestra, que en el fondo presenta a otra todavía más siniestra.

    Es un poco complicado de explicar pero la interpretación de James McAvoy en la película dando vida a diferentes personalidades es digna de premio. Una vez más la Academia ignora a Shyamalan y por extensión a cualquiera que trabaje en sus proyectos. Destacar sobretodo la personalidad de Hedwig y ese "baile" que consigue acojonar a toda una sala a pesar de que se supone que nuestro psicópata es en ese momento un niño de 9 años que baila de manera tan torpe y aterradora a la vez.

    No voy a extenderme mucho más. Es que me está costando horrores no contar nada que les pueda fastidiar la experiencia que es ver la película. Pero sólo les recuerdo lo dicho anteriormente, si son fans de Shyamalan prepárense para un orgasmo cinematográfico, sino lo son, disfruten y disfruten mucho de una de las mejores películas que se ha visto en este inicio de 2017.

    para poder comentar