Crítica de Passengers

(2016)
    Enrique Menéndez
    Por Enrique Menéndez
    2

    Seguramente el estreno más esperado en el cine de la última semana de un 2016 que nos ha dejado títulos muy interesantes es "Passengers". Dirigida por Morten Tyldum (el mismo que nos trajo "The Imitation Game") y con un reparto encabezado por Chris Pratt y Jennifer Lawrence la idea de dos desconocidos a bordo de una nave espacial, que se despiertan muchos años antes de los que les tocaba, pasando a ser los únicos humanos que habitan la nave, daba para mucho. El trailer de la película pintaba francamente bien, hacía incluso pensar que teníamos delante a una película angustiosa y ya nos adelantaba que los protagonistas tendrían que luchar por sobrevivir. Alguna escena incluso invitaba a pensar que no eran los únicos invitados en la fiesta. Y la verdad es que gracias a uno de los invitados (el robot brillantemente interpretado por Michael Sheen) la película tiene momentos brillantes. Porque por todo lo demás mejor no haberse molestado. Resumen rápido con 5 puntos que hacen que estemos ante un despropósito total:

    1) Jennifer Lawrence parece que deba estar obligada por contrato a mostrar mucha carne. Lo de Pratt en la ducha también es de risa...

    2) Si alguien hiciera algo parecido a lo que hace Pratt en la película, les aseguro que los resultados no habrían sido tan agradables ni antes ni después de descubrir la jugada.

    3) No hace falta estudiar medicina para meterse las manos en la cabeza ante la acción desesperada de Jennifer Lawrence.Los guionistas ese día seguramente no habían dormido..

    4) Copiar recursos vistos en otras películas está bien si no aspiras a ser una gran película. Guionistas de "The Martian" perdonen a sus compañeros de profesión, seguramente ese día tampoco habían dormido.

    5) Yo soy Andy Garcia y aún me estoy riendo de salir en el trailer...

    Lo único salvable de la película es a nivel técnico. Realmente la recreación de la nave y ciertos efectos gravitatorios están a un gran nivel. Por lo demás estamos ante un desastre que seguramente Pratt y Lawrence no contarán a sus nietos el día de mañana...

    para poder comentar