Crítica de Train to Busan

(2016)
    Enrique Menéndez
    Por Enrique Menéndez
    9

    Año 2013. Brad Pitt produce y protagoniza "Guerra Mundial Z", dirigida por Marc Foster que es una adaptación bastante libre de la obra de Max Brooks. Todo el mundo alaba que esta vez los infectados corren mucho y que las escenas de acción son impresionantes. Uno se imagina a Brad Pitt en pleno 2016 pensando "bueno lo del anuncio de Pepsi en plena película daba mucha verguenza pero por lo demás hemos hecho la película definitiva sobre infectados versus humanos". Uno se imagina también que se siente genial porque además de ser el protagonista principal es el productor con lo cual se puede decir que su huella queda tanto a nivel actoral, como de guión, como de decisiones que colaboran a lo que seguramente él considera como he dicho antes "la película definitiva". Un día alguien le dice que un tal Yeon Sang-Ho ha dirigido una película que se llama "Train to Busan" que también va sobre infectados y que encima parece ser que mucha parte de la misma pasa en un tren. También le dice que la película ha sido record  de audiencia para una producción coreana y decide verla. Seguramente dos horas después Brad Pitt tiene ganas de acceder a Imdb y borrar todo rastro de su participación en "Guerra Mundial Z"...

    ¿ Por qué? Porque hemos vivido tres años pensando que nada podía superar a los infectados de Pitt &Foster y resulta que nos tenían engañados. Que "Train to Busan" le pasa la mano por la cara a Hollywood y le muestra y de paso nos muestra lo que es adrenalina pura, lo que es tener dos horas pegado al público y como no hace falta un presupuesto desobirtado ni unos actores megaconocidos para hacer una obra maestra. Y de paso aquí no se anuncia nada...

    Si es verdad que "Train to Busan" le cuesta un poco arrancar pero una vez llegamos a la estación donde suben al tren, a partir de ese momento, abrochénse los cinturones porque es una montaña rusa como pocas veces se ha visto. Algunos dicen que puede tener cierto toque a "Sowpiercer" por lo de que todo/casi todo ocurra en un tren pero mientras esa era una clara metáfora de las clases sociales aquí no deja de tratarse de humanos luchando desesperadamente por sobrevivir. En esa lucha encontraremos lo mejor y lo peor de la raza humana y de que somos capaces o dejamos de ser en situaciones extremas.

    Las escenas de acción donde aparecen los infectados son brutales y con el tema de la oscuridad (no voy a spoilear) se consigue una tensión dificil de igualar. A nivel actoral no hay sobreactuaciones y todos lucen a un nivel más que aceptable y los efectos especiales no son tan exagerados como para producir la risa en el espectador. Le sobra quizás el intento de explicación de lo que ha motivado todo, bastante confuso y que francamente no aporta nada a la historia pero por lo demás estamos ante una obra de arte. Una obra que en sus momentos dramáticos consigue tocar la fibra gracias a unos planos rodados con tanta belleza que uno se olvida por un momento de los infectados. De verda me encantaría spoilear a que me refiero pero mejor dejo que se les caiga la baba como a mi cuando ví lo que ahora me callo.

    Y por si los productores de la supuesta secuela de "Guerra Mundial Z" leen esto, hagan el favor de visionar "Train to Busan". Tomen notas, muchas notas, pero sepan que va a ser casi imposible superar esta película coreana. Y háganse/hagannos un favor, olvídense de remakes... No pierdan el tiempo, no lograrán lo que quieren, si lo que quieren es algo más que una buena taquilla.

    para poder comentar