Crítica de Swiss Army Man

(2016)
    Enrique Menéndez
    Por Enrique Menéndez
    10

    Un Auditori de Sitges repleto para ver el "Swiss Army Man" de Dan Kwan y Daniel Scheinert. Seguramente la película que mas ha dividido al público y la crítica de todos los festivales donde se ha proyectado. Se ama o se odia no hay punto medio. Algunos verán en ella una especie de apología del "caca, culo, pedo pis". Otros verán un maravilloso cuento, un conjunto de reflexiones sobre la vida ejecutadas por dos personajes surrealistas. Los intrepretados de manera brillante por Paul Dano y un Daniel Radcliffe que definitivamente borra todo rastro del Harry Potter que un día lo hizo famoso. Sobre Dano en su papel de Hank decir que el niño de "Pequeña Miss Sunshine" ofrece aquí una clase maestra de interpretación. Sus diálogos y reflexiones con Manny (el papel que interpreta Radcliffe) son de lo mejor que se ha visto en muchos años. Hablar sobre la soledad, la falta de comunicación, como asociar Netflix con la vida en pareja... Estos temas y muchas más reflexiones hacen que la sensación inicial tras los 10 primeros minutos desaparezca.

    Se puede entender que haya gente que considere que la película peca en exceso de chistes sexuales, escatológicos y que los ejemplos de como sacar provecho a las flatulencias de Manny pues pueden parecer de mal gusto. Pero olvidando eso (que no quiere decir que a todo el mundo le parezca de mal gusto, de hecho las risas del Auditori demuestran el disfrute que producían) nos encontramos ante una historia de amistad, de deseos, de recordar cosas, de cosas que nunca se han dicho por miedo al que dirán.

    Es en la sección central y en los trucos de Hank para ayudar a Manny en ciertas cosas (para su propio beneficio) cuando la pantalla se llena de arte. La música encaja perfectamente con los diálogos y monólogos y uno se sorprende pensando como demonios ha pasado de reirse por un comentario sobre masturbaciones a acabar emocionándose con los sentimientos de los protagonistas.

    Es una película para valientes, aguanten los primeros diez minutos, déjense llevar y disfruten de una película que no tengo ninguna duda que con los años será un referente.

     

    para poder comentar