Crítica de Phantasma

(1979)
    Enrique Menéndez
    Por Enrique Menéndez
    4

    Sitges 2016 ha querido homenajear "Phantasma" de Don Coscarelli emitiendo la versión restaurada en 4k. Vaya por delante que estamos en el año 2016 y que estamos hablando de una película de 1979. Y remarquemos "una película de terror de 1979". Es importante tenerlo claro si estás en el año 2016 y la ves por primera vez. Se trata de una película con un villano, "El hombre Alto" interpretado por Angus Scrimm que es todo un icono cinematográfico. No comparable a Darth Vader ni Norman Bates (por poner dos ejemplos) pero un % muy elevado de cinéfilos es ver su rostro y asociarlo con una facilidad brutal a la saga "Phantasma".

    Una de las cosas que dejan bien claro que es una película de esa época es la música. Verías una película de John Carpenter y encajaría perfectamente. El mismo estilo, las mismas subidas bestias de volumen con ruidos para las supuestas escenas de susto o muerte, esos sintetizadores que acaban dando dolor de cabeza... Otra característica es la generosa aparición sin que venga a cuento de nada de señoras con una buena delantera. Hoy en día a nadie se le ocurriría rodar una película en la que los calentones los apagan en un cementerio, pero bueno eran otros años y supongo que a los guionistas eso les parecía lo mejor de lo mejor.

    Otro detalle típico de la época son las muertes. Debo reconocer que hoy en día hay dos muertes vistas en la gran pantalla que me producen una risa dificil de controlar. Una es la de uno de los guerreros de "Golpe en la pequeña China", ya saben el que se infla como un globo y es obvio como acaba. La otra es la de una de las víctimas de "Phantasma". Al que las bolas magnéticas que vuelan con cuchillas le dan caza. Seamos razonables, una cosa es que se te claven dos cuchillas en la cara, otra cosa es que te taladre la cara una especie de broca que sale también de la bola, pero ese chorro de sangre incontrolable que sale y que parece inagotable, eso es digno de ver en bucle constante durante horas e intentar no reirte ni una sola vez.

    El guión tampoco se salva mucho, los actores (en especial el guaperas de la época que hace de Jody) no se esfuerzan mucho, los zombies enanos parecen sacados de "La Guerra de las Galaxias" con esas capuchas y el final no tiene ni pies ni cabeza.

    Pero lo comenté antes "estamos hablando de una película de 1979". Eso no significa que no haya grandes títulos de terror de esa época,quiere decir que de esos hay muy pocos y que "Phantasma" no es uno de ellos. Aún así se disfruta y a eso ayuda el verla con el cariño que produce una época en la que el cine de terror era otra historia.

    para poder comentar