Crítica de Animal de compañía

(2016)
    Enrique Menéndez
    Por Enrique Menéndez
    8

    El primer plano de "Pet" nos muestra una isla, en unos segundos un despertador nos hace ver que es sólo un poster y debajo del mismo aparece en pantalla Dominic Monaghan. Tal vez un guiño a su personaje más famoso. Ese Charlie de "Perdidos" que nos toco la fibra con ese "not penny's boat". En "Pet" de Carles Torrens interpreta el mil veces ya visto en pantalla, personaje obsesionado/enamorado de alguien que opta por secuestrar a dicha persona.

    Su víctima interpretada de manera más que convincente por Jenette McCurdy convence totalmente en su sorprendente rol. Porque no es "Pet" la típica película de secuestrador/secuestrado, aquí el guión lleva eso a otro nivel. Descolocando totalmente al espectador. Desgraciadamente Monaghan no está a la altura de las circunstancias y su papel palidece totalmente ante su compañera de reparto.

    Muy destacable como Torrens desarrolla gran parte de la película en una sola habitación manteniendo al espectador pegado ante los diálogos y roles de los personajes.

    Una buena película que ganaría mucho con un final menos comercial y  con otro actor que no fuera "Charlie"... Pero un producto que está a la altura de lo que un festival como Sitges merece.

    para poder comentar