Crítica de Here Alone

(2016)
    Enrique Menéndez
    Por Enrique Menéndez
    8

    Tras ganar el premio del público en el Festival de Tribeca se estrena en pleno festival de Sitges "Here Alone" de Rod Blackhurst.  Partiendo de una base más que vista (la del mundo asolado por una especie de zombies/infectados y como los supervivientes se las van apañando) asistimos al día a día de una solitaria Ann, interpretada de manera muy convincente por Lucy Walters. El uso de flashbacks sirve para que vayamos conociendo como empezó todo el desastre a través de como Ann y su famila deciden actuar cuando todo se complica.

    La cosa se pone interesante con la aparición de Chris y Olivia que darán un vuelco a la situación. Y es que al igual que podemos ver a menudo en esa gran serie que es "The Walking Dead" lo peor para los humanos son los humanos.

    Cierto que a la película le cuesta arrancar sobretodo debido a ese día a día que se nos muestra, pero contiene unos últimos 20 minutos que mantienen al espectador con los ojos como platos. Es esta una película con zombies/infectados, que muestra los problemas de saber aceptar las decisiones tomadas, los celos y el instinto de supervivencia. Todo ello en un marco en que lo peor no son precisamente los zombies. Y en el que los nudos en el estómago surgen con ciertas decisiones necesarias pero difíciles de ver/entender/aceptar...

    para poder comentar