Crítica de Warcraft: El origen

(2016)
    Enrique Menéndez
    Por Enrique Menéndez
    8

    Es Warcraft El Origen el pasaporte definitivo a las grandes producciones para Duncan Jones. Si, Duncan Jones el mismo que nos sorprendió con Moon y luego nos hizo disfrutar con Código fuente, se pone al mando de esta mega producción que recrea el universo Warcraft. Sin ser un experto en ese tipo de juegos (mi experiencia en este universo es ya de tiempos lejanos) debo aplaudir que la recreación de los poblados y las luchas son muy fieles. No sé me ocurre mejor manera de poner en la gran pantalla esas peleas y personajes.

     

    A nivel visual es una película de una calidad indiscutible y la dirección está muy bien resuelta. Con algunos planos/enfoques muy interesantes ( destacar el primer enfrentamiento justo empezar la película) y los planos cercanos de las batallas antes nombradas. Los orcos son realmente creíbles, mucho más que esas armaduras que dan risa y que uno duda que en mundo real pudieran llevarse ya que son tres veces el humano que las lleva.

     

    A nivel actoral nada destacable para bien. Pero para mal tenemos a Travis Fimmel. No entraré en las frases que los guionistas le han otorgado, pero abusa gesticulando y su expresividad es francamente poco creíble. Y sorprende que Dominic Cooper pudiera mantener la compostura con ese vestuario de Rey que parece sacado de los Playmobil.

     

    Los guionistas elaboran una historia sencilla, fácil de digerir pero en algunos momentos consiguen lo contrario a lo que buscan. Hay escenas supuestamente cómicas/románticas que dan vergüenza y momentos dramáticos que dan risa.

     

    Pero una cosa destaca ante todo. Warcraft El Origen no intenta ser un peliculón, no tiene ínfulas de gran película (cosa que Avatar si intenta a toda costa). Warcraft El Origen es una película palomitera, para disfrutar. Aquí no hay mensajes sobre la naturaleza, la vida, el significado de vete a saber cualquier tontería… Aquí hay disfrute y dos horas que se llevan muy bien.

     

    Un último apunte , al título de la película acompaña “el origen”. Genial, esperamos un largo viaje del que seguro que disfrutaremos y mucho.

    para poder comentar