Crítica de Orgullo + Prejuicio + Zombies

(2016)
    Enrique Menéndez
    Por Enrique Menéndez
    9

    Siempre hay que dar una oportunidad. Lo cierto es que tras ver el tráiler de Orgullo y Prejuicio y Zombies pude escuchar  en la sala comentarios del tipo “menuda cutrez”, “ya no saben que inventar”. Y comentando con mis compañeros de trabajo mi curiosidad por ver esta película de Burr Steers, sus respuestas tampoco invitaban a tener mucha fe “que manera de tirar los euros”, “madre mía debe ser peor que la de los castores zombis”. Aun  así me presenté en la sala un lunes tarde dispuesto a juzgar por uno mismo.

     

    Fue volver a encenderse las luces y quedarme con la sensación de que juzgamos por juzgar, porque estamos ante una propuesta muy inteligente y además muy bien ejecutada. Cierto es que el guion está basado en el libro del mismo título de Seth Grahame-Smith y quizás eso le quita algo de mérito al conjunto total. Pero seamos sinceros, la originalidad 100% no cotiza demasiado últimamente y aprovechar material ya creado es algo muy corriente.

     

    Aquí tenemos una perfecta combinación sobre lo que eran los temas del amor en épocas anteriores, con las mujeres como personas cuya máxima aspiración en la vida es encontrar un hombre de alta clase que los desposara, sin importar si había sentimientos o no.  La pareja principal la forman Elizabeth Bennet y  Mr Darcy (interpretados de manera más que aceptable por Lily James y Sam Riley). Acompañados a lo largo del metraje por otros personajes que son interpretados en algunos casos por primeras espadas de la televisión. Gente como Charles Dance, Matt Smith y Lena Headey (muy desaprovechada) dan a la película un plus comercial y de calidad a la película.

     

    Todas las historias de amor, el orgullo, la separación de clases y demás “intrigas de palacio” ya servirían para hacer una buena película. De hecho hablamos de “Orgullo y Prejuicio” de Jane Austen, todo un clásico y adaptada en muchas ocasiones. Pero lo bueno llega con el añadido, con ese “y zombis” que hace que la película se dispare y alcance la genialidad. Con las hermanas Bennet repartiendo a diestro y siniestro de una forma que recuerda a esa joya que es Sucker Punch. Con diálogos inteligentes, serios y dichos con una solemnidad tremenda mientras la sangre salpica la pantalla. Unas peleas bien coreografiadas y un sentido del humor que hace de esta, una de las películas que todo el mundo debería ver.

     

    Pero claro pasa lo de siempre. Ves un tráiler y te arriesgas según lo que te puede producir. Y aquí nos encontramos con el gran error en el mundo del cine.  El tráiler de una película puede ser como la foto de un plato. Puede parecer que será un manjar suculento y acabar siendo una fritanga. Afortunadamente y como es en este caso, también puede parecer algo para matar el hambre y acabar siendo digno de repetir y si se puede llevarse algo en la fiambrera para casa.

    para poder comentar