Crítica de Batman v. Superman: El amanecer de la justicia

(2016)
    Enrique Menéndez
    Por Enrique Menéndez
    6

    Llega uno de los platos fuertes del año. Desde que se descubrió el proyecto en la Comic Con del 2014, todo han sido titulares, rumores, fans en continuo estado de orgasmo con cada nueva pista que se iba desvelando… A priori los ingredientes son de primera calidad. En la dirección Zack Snyder que nos dejó a todos con la boca abierta en 300 y Sucker Punch. El guion firmado entre otros por David S. Goyer.Y en el elenco de actores Henry Cavill, Amy Adams y Laurence Fishburne repitiendo sus papeles de El Hombre de Acero. A este elenco sumar a Ben Affleck como Bruce Wayne/Batman ,  Holly Hunter como la senadora, Jesse Eisenberg como Lex Luthor, Jeremy Irons es Alfred y Gal Gadot se estrena como Wonder Woman.

     

    Añadimos que se trata de los dos personajes de comic más importantes del Universo Dc y las posibilidades de que salga algo malo deberían ser remotas. Pero desgraciadamente no lo son.

     

    Porque Zack Snyder abusa de escenas de acción demasiado largas, a nivel visual muy impactantes, muy de videoclip. Eso no quita que los primeros minutos de película sean visualmente una delicia con la muerte de  los padres de Bruce Wayne y esa carrera alocada de Bruce por las calles de Metropolis (momento que enlaza con la pelea final de El Hombre de Acero). El guion  en el que también tiene mucho que decir Snyder,  contiene demasiados sueños/pesadillas y da la sensación que toda la película se ha enfocado para hacernos saber que llegará una nueva franquicia “La Liga de la Justicia”  y la presentación en sociedad del personaje de Wonder Woman.

     

    Todo lo que a nivel argumental vale la pena es lo relacionado con Bruce Wayne/Batman que es interpretado de manera más que convincente por Ben Affleck. Seguramente la crítica y los fans le perdonarán aquel invento raro que fue Daredevil. El personaje de Lux Luthor resulta 

    demasiado exagerado, con un sentido del humor que no aporta nada al personaje y que le quita sensación de maldad.

     

    Decepcionante la presencia de Jeremy Irons como Alfred, parece que actúe con el piloto automático puesto y echamos de menos a Michael Caine. Henry Cavill en su línea, para mí se trata de un Superman demasiado artificial, no consigue desprender emociones a pesar de que lo intenta. La sorpresa es Gal Gadot que con un papel que no es que vaya sobrado de texto hace creíble su personaje de guerrera. Por cierto ni una puñetera referencia a los origines de Wonder Woman.

     

    Como comenté anteriormente queda claro que es una carta de presentación para futuras películas de estos mismos héroes y de “La Liga de la Justicia”. Seguramente la breve aparición de Jason Momoa como Aquaman es el precio a pagar para ganar protagonismo en próximas películas.

     

    ¿Y la pelea? ¿Qué pasa con la más que anunciada pelea? El reclamo de la película, ese duelo entre héroes. Pues que decepciona, finaliza además de un modo muy poco creíble. Creo que las sensaciones sobre la misma dependerán del espectador. Si no ha leído “El regreso del caballero Oscuro” o la colección “Injustice” le puede parecer hasta buena. Pero si por el contrario conoce esas dos joyas seguramente pensará que podría haber sido una escena épica (no por efectos especiales, sino por intensidad) en vez del quiero y no puedo que acaba siendo.

    para poder comentar