Crítica de La verdad duele

(2015)
    Enrique Menéndez
    Por Enrique Menéndez
    6

    Will Smith se hace mayor. Aunque en breve le veremos en Escuadrón Suicida, película palomitera, y hay altas posibilidades de que su Deadshot tenga su propia película, lo cierto es que parece decidido a ganarse el reconocimiento de la crítica a base de papeles dramáticos.  

    No es la primera ocasión en que toca ese género, sólo hay que recordar entre otras Siete almasEn busca de la felicidad y ese drama disfrazado de película de acción que era Soy leyenda.

     

    Pero es en La verdad duele dirigida por Peter Landesman y flanqueado por Alec BaldwinAlbert Brooks y Gugu Mbatha-Raw donde ofrece su mejor actuación en ese tipo de registros. Interpreta de manera contenida al neuropatólogo forense Bennet Omalu. Su personaje descubre a raíz de una de las autopsias que suele realizar una posible causa que fomenta los recientes transtornos psíquicos sufridos por ex jugadores de la NFL. La Caja de Pandora se abre gracias al personaje interpretado genialmente por un David Morse irreconocible. Destacar también la presencia de Albert Brooks que en todo momento supera a Will Smith en las escenas que comparten juntos.

     

    Que la película esté basada en hechos reales le da ese plus que tanto gusta a crítica y público. Pero desgraciadamente flojea en aspectos como la historia de amor que aporta bien poco a la película y abusa demasiado del personaje de Will Smith. Es un producto hecho a su medida con 

    la idea de ser premiado en los Oscar. Finalmente ni ha sido nominado y la verdad es que no llega a un nivel interpretativo como para eso.

     

    En fin, que si pasan por taquilla no se arrepentirán, pero si prefieren esperar a verla en casa tampoco. A fin de cuentas estas semanas la cartelera está más fuerte que nunca.

    para poder comentar