Crítica de La gran apuesta

(2015)
    Enrique Menéndez
    Por Enrique Menéndez
    9

    En la carrera hacia los premios Oscar de este 2016, nos encontramos con “La gran apuesta”. A simple vista puede que lo que destaque sea el cuarteto de actores que inundan el poster sin que ninguno parezca tener un papel más destacado que el otro. Y la verdad es que viendo la película es así. Christian Bale, Steve Carell, Ryan Gosling y Brad Pitt cumplen de sobras. La crítica destaca y así lo demuestran las nominaciones y premios obtenidos hasta la fecha, el papel de Bale. Sus tics, su manera de moverse y de hablar, pero quizás se olvida de un Carell, que desde Foxcatcher ha hecho que nos olvidemos de su vis cómica aquí descubierta en Virgen a los 40. Lo dicho estos cuatro se reparten el pastel, acompañados de unos secundarios y unos famosos haciendo de ellos mismos en escenas memorables.

     

    Vamos a la película. Si hacer una película que mantenga tu interés más allá de una hora y media es difícil, imaginen si el objetivo es mantenerlo durante más de dos horas. Ahora imaginen también que es hablando sobre economía, sobre cosas como hipotecas, análisis de mercado, burbujas financieras y nombres que a todos nos suenan como por ejemplo  Lehman Brothers. Y finalmente imaginen también el uso de una jerga financiera que no está al uso de casi ninguno de los que no tengamos que ver con economía.

     

    Una vez imaginado todo eso imaginen también que nos van a contar una historia sobre la mayor crisis financiera de los últimos años. Lo primero que nos viene a la cabeza es El lobo de Wall Street, allí también hablan aunque no de manera tan punzante de negocios, de querer aprovecharse, todo rodeado eso sí de un Leonardo DiCaprio que nos cuenta su subida y caída a los infiernos.

     

    ¿Ya se lo han imaginado? Pues vayan al cine. Vean “La gran apuesta” y lo que verán es un retrato bestial de una época no tan lejana en la que por decirlo de alguna manera todo se fue a hacer puñetas. Vean como si de un videoclip de la  mtv insertan canciones con imágenes que nos muestran momentos vividos en esa época que todos conocemos. Vean los protagonistas hablándonos mirando a la cámara al más puro estilo House of Cards. Y sientan al salir del cine que acaban de ver una película que se merece todos los premios a los que esté nominada y que debería ser de visión obligada para los amantes del buen cine.

    para poder comentar